Close
  • Monopatin - Inokim - Xiaomi - Lime

Utilizan monopatines eléctricos para ayudar a personas aisladas por el coronavirus

Frente a la incertidumbre y al pánico social que se vive en el mundo entero a causa de la pandemia, aún existen gestos de solidaridad y ayuda comunitaria.

En la provincia de Granada, en Andalucía (España), un grupo de personas reunidas por amor a los monopatines eléctricos decidió hacer un uso humanitario de este medio de transporte personal: ayudar con las provisiones de alimentos o medicina a quienes se encuentran en aislamiento a causa del coronavirus (COVID-19).

Según los datos aportados por la Consejería de Salud de Andalucía (actualizados al 17 de marzo de 2020), Granada es la tercera provincia con más contagios de la región: hasta la fecha, cuenta con 95 de los 683 casos positivos de coronavirus. En este contexto, los monopatines eléctricos se alzan como uno de los medios de transporte más seguros para circular por las calles manteniendo el distanciamiento social, y la Asociación para la Movilidad Personal y Ecológica de Granada (Ampeg) supo cómo darles un buen uso.

Gracias a esta iniciativa, cerca de 40 personas con monopatines se ofrecen a realizar encargos farmacéuticos o compras en el supermercado sin pedir nada a cambio, en beneficio de quienes no pueden salir de sus casas por ningún motivo (generalmente personas mayores y enfermas) y, claro está, en beneficio también de toda la población. Cabe aclarar que, si bien toda España se encuentra en cuarentena, se permite salir por un breve margen de tiempo (solo para lo indispensable) y extremando precauciones a quienes no presentan síntomas respiratorios.

“Pensamos que nosotros, que recorremos la ciudad en poco tiempo gracias al patinete, podíamos ayudar a las personas mayores o  enfermas que no van a poder salir y necesitan medicinas o alimentos. Nuestro objetivo es no ponerlos en riesgo”, explicó Sergio Ruiz, presidente de la asociación.

Para solicitar su ayuda, los ciudadanos de Granada pueden consultar con Ampeg a través de Twitter o de WhatsApp.

La asociación Ampeg se creó hace un año y medio por la polémica de la ordenanza de los monopatines eléctricos en toda España y la posibilidad de prohibirlos. Ahora, ponen a disposición de la población sus dispositivos de movilidad para realizar este gesto solidario, totalmente altruista y voluntario.

Fuente: Granada Hoy

Related Posts

Deja un comentario