Close
  • Monopatin - Inokim - Xiaomi - Lime

Lime retira su flota de monopatines eléctricos de Madrid

El gobierno municipal de la ciudad había ordenado a la empresa retirar sus vehículos de las calles tras negarle la solicitud de autorización para operar. La medida alcanza también a las firmas Wind y VOI.

Lime, una de las empresas más grandes de monopatines eléctricos compartidos del mundo, se vio obligada a retirar sus vehículos de las calles de Madrid, España, a causa de una nueva ordenanza del Ayuntamiento de la ciudad (el organismo de gobierno de la municipalidad) que le niega la autorización para operar legalmente por cuestiones de seguridad vial. La medida también afecta a otras dos compañías extranjeras: Wind y VOI.

“Desde el inicio de nuestra operativa, hemos ofrecido no sólo compartir nuestros datos con el Ayuntamiento, sino también ofrecerles soluciones que fomenten tanto el aparcamiento cívico como la seguridad”, aseguró a través de un comunicado, replicado por el diario La Vanguardia, Álvaro Salvat, director general de Lime en España. Por lo pronto, la empresa defiende el hecho de haber cumplido con todos los requisitos de seguimiento, control e información establecidos del municipio, y espera volver a prestar el servicio “lo antes posible”.

El pasado 4 de diciembre, las autoridades municipales de Madrid rechazaron las solicitudes de autorización para la circulación de tres empresas de servicio de alquiler temporal de monopatines eléctricos: la sueca VOI, la alemana Wind, y la norteamericana Lime. Establecieron, además, un plazo de 72 horas para que las mismas retiren sus vehículos de las calles, de lo contrario, serían confiscados.

Según el Ayuntamiento, estas compañías nunca determinaron en sus aplicaciones que los trayectos deben realizarse en zonas legalmente habilitadas, como calles con velocidades máximas de 30 km/h o ciclovías. Quedan excluidas, por lo tanto, las peatonales, las veredas y las vías con múltiples carriles de circulación, con velocidades máximas de 50 km/h o más.  

Lime es la única que hasta el momento ha acatado la medida. Según La Vanguardia, son 150.000 los usuarios registrados en la plataforma, y más de 500.000 los viajes realizados. Además, la compañía cuenta con 50 empleados en la capital española, y 400 personas comprometidas con la recarga de monopatines eléctricos.

“En la ciudad cabemos todos, menos la contaminación”, dijo Salvat, quien se mostró optimista y destacó que el servicio encaja con el modelo de ciudad libre de emisiones que promueve el gobierno de Madrid. La tramitación de un nuevo permiso podría extenderse, como mínimo, hasta mediados de enero de 2019.

Foto de portada: Reuters

Related Posts

Deja un comentario