Close
  • Monopatin - Inokim - Xiaomi - Lime

Canadá se anima a los monopatines eléctricos con Lime

Se trata de un innovador sistema de transporte sustentable que comenzó a funcionar como una prueba piloto en una ciudad de Ontario. Es la primera empresa de su tipo en desembarcar en el país norteamericano.

Luego de su reciente y exitoso desembarco en las ciudades más importantes de Estados Unidos, Francia, Australia, Alemania, Suiza y España, Lime, la compañía estadounidense innovadora en tecnología de movilidad sustentable, extiende sus servicios y llega por primera vez a Canadá en el marco de una prueba piloto que propone a los ciudadanos el uso compartido de los monopatines eléctricos como un nuevo estilo de vida.

En concreto, se trata de un acuerdo de la empresa con la ciudad de Waterloo, Ontario, que por lo pronto sólo habilita la conexión del campus de la Universidad de Waterloo con el Parque de Investigación y Tecnología David Johnston, un recorrido que abarca poco más de seis kilómetros. El programa de Lime tiene fecha hasta fines de noviembre de 2018 y, si tiene éxito, podría comenzar a expandirse por todo el país.

El sitio on line Electrek, especializado en tecnología eléctrica, destacó las palabras del vicepresidente de Desarrollo Empresarial de la marca, Andrew Savage: “Hemos pasado los últimos meses en Waterloo estudiando la manera en la que nuestros monopatines eléctricos Lime – S pueden ayudar a esta ciudad tan progresiva a enriquecer sus objetivos de transporte inteligente. Queremos satisfacer las necesidades particulares de otras ciudades de Canadá y nos entusiasma la posibilidad de seguir expandiendo nuestra huella global”.

Es importante destacar que hasta el momento ninguna otra empresa emergente de alquiler de monopatines eléctricos se ha establecido en Canadá, lo que convierte a Lime en la primera que se anima a plantear nuevas formas de transporte, mucho más prácticas y ecológicas. En este caso, la metodología de uso es sencilla: desde cualquier smartphone se descarga la aplicación, se rastrea el monopatín más cercano y se lo desbloquea escaneando el código QR; se cobra un monto determinado por minutos de uso y finalmente, una vez cumplida su misión, el vehículo queda a la espera de un nuevo usuario.

Según detalló Ryan Mounsey, asesor principal de Desarrollo Económico de la Ciudad de Waterloo, al medio de noticias locales CBC, el proyecto examinará los patrones de movilidad de las personas para poder luego detallar cuál es el uso que se le da a los monopatines eléctricos: si es para ir a trabajar, para tomar un café o simplemente como vehículo de recreación. Esto es posible gracias a la tecnología GPS con la que se maneja Lime.

Al igual que en otras ciudades del mundo, uno de los principales inconvenientes a la hora de compartir este medio de transporte es la falta de lugares destinados al estacionamiento. Ya que cada persona lo deja en el lugar que más le conviene, muchas veces esto dificulta la convivencia en las calles. En este sentido, el examen de patrones hará foco en el punto final del viaje del usuario, identificando así las áreas más populares de movilidad con el objetivo de establecer paradas adecuadas para los monopatines eléctricos.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *